Skip to main content

CARTA DE UN PEDAZO DE HISTORIA CALASANCIA

Hoy el capitán del equipo de 1ª Juvenil de nuestro club  y entrenador de varios de nuestros equipos , quiere que publiquemos una carta dirigida a todos los calasancios.

 

 

Como empieza uno a despedirse del lugar de donde no se querría ir nunca. Las circunstancias hacen que no quede otro remedio, ya que mi etapa como jugador en este club toca a su fin.

Pues bien familia, ayer ha sido el final, mi último partido oficial con esta camiseta. Y que deciros que no diga constantemente, que desde que hace ya 14 años me la puse por primera vez, no ha habido un solo día que no me haya sentido orgulloso de defender este escudo. Aún recuerdo el primer partido con apenas 4 o 5 años, en un torneo en el colegio Manuel Llano, para unos meses después empezar mi primera liga con mi Cala, contra el Castroverde, a partir de ahí, comenzó en mi vida una larga, pero fantástica etapa que jamás olvidaré, porque aquí me he criado, me he formado, he aprendido unos valores, pero por encima de todo eso, he sido y soy feliz. Como toda historia de amor, esta no iba a ser diferente, y tuvo su parón, cuando con apenas 11 años pensé que mi lugar estaba  en otro sitio y me fuí, para volver a los 6 meses y darme cuenta de que había cometido la mayor estupidez de mi aún corta existencia. Volví, con el deseo de permanecer aquí siempre, pero mi carácter muchas veces hizo que me planteara si seguir o no, pero para que me diera cuenta de lo que era mejor para mi, siempre estuvo una persona muy cercana, a la que también se lo quiero agradecer, no es otra que Chema, gracias por haber frenado esos intentos de huida, sobre todo el de este último año, en el que me hiciste ver que iba a tener que capitanear el barco para que no se hundiera, y que finalmente, pienso, que he conseguido. Agradecer a todos los entrenadores que he tenido por sus múltiples enseñanzas, pero sobretodo por el tiempo dedicado, que aunque creáis que no, es mucho. En especial al míster, con el que he compartido 6 años de mi vida y que con algún que otro roce y algunas broncas, siempre miró por mi educación y mi bienestar, gracias Ro. Y cómo no, acordarme de mis compañeros, que han estado ahí siempre, pero en especial a cada uno de los integrantes del equipo de este último año, que habéis conseguido que esto me haya vuelto a gustar como si fuese un niño otra vez, y habéis conseguido que capitanearos por Cantabria, haya sido un verdadero orgullo y placer. No quiero extenderme mucho más, pero si deciros que con esta camiseta he vivido ascensos, descensos, lágrimas, pero sobretodo alegrías, muchas, y que no ha habido un solo día en el que no haya defendido esta camiseta con todo lo que tenía, ya fuera con fiebre, recién operado o de mil maneras más, que como decía antes, esta es mi casa y estoy orgulloso de haberme enfundado este escudo tanto tiempo. Espero que eso no sea un adío definitivo, sino un hasta pronto. Muchas gracias. Firmado, un orgulloso calasancio.

Desde el club, al que tanto queremos todos, quiero que sepas, que después de los años que llevamos intentando mantener a flote esta institución , a veces tan solo con nuestra dedicación como argumento para convencer a los demás, de la gran familia que formamos y de lo diferentes que somos a otros clubs, de la buena gente que hay aquí, (mucha gente se da cuenta de esto cuando pasa unos días con vosotros, como los viajes de Semana Santa),  por nuestros valores y por nuestra creencia en pensar siempre en la formación de todos nuestros chicos, que son muchos, los que pasan por aquí año tras año, y de que el objetivo final es, el que tu acabas de poner de manifiesto con esta hermosa carta. Que siempre recordéis esta etapa como una de las mejores de vuestra vida, esperando haber contribuido a haceros mejores personas para el resto de vuestra vida. Estoy convencido que este no es el final para ti, porque te quedan muchas generaciones de calasancios a los que enseñar lo que tu has aprendido estos años. Este club estará siempre orgulloso de que pertenezcas todos los años que desees. Es una satisfacción ver como los entrenadores, como tú lo eres ahora, conectan con las generaciones más pequeñas y son capaces de aportar algo en sus vidas. Te aseguro que no hay mayor placer que ese, sentir que aunque pueda ser en pequeña medida, has tenido algo que ver en el camino que seguirán más adelante, y en las excelentes personas en las que se convierten. Aquí tendrás siempre una parte de tu familia, en lo bueno y en lo malo. Un abrazo Serrano. Como dice mi hija eres Ohana.

20160329_130906IMG-20160329-WA0012IMG-20160326-WA0006

IMG-20160325-WA0005juvenil 8ª jornada 1Pedrito

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies